Tras varios años en el mercado, muchos se preguntan si el dropshipping sigue siendo una buena opción, ya que mucha gente ha invertido en él y puede que se trate de un mercado saturado. En este sentido, hay que valorar muchas cosas antes de empezar un proyecto de estas características. Hoy, repasamos el modelo de negocio dropshipping y su viabilidad hacia al futuro.

Sigue habiendo proveedores, pero pocos

No podemos deciros que hay muchísimos proveedores dropshipping dispuestos a entablar una relación con nosotros para trabajar juntos. Con el paso del tiempo, muchos de éstos han dejado de tener interés en este modelo de negocio, lo que constituye un gran problema, debido a que no podemos explotar mucho este mercado porque la oferta es reducida.

¿Con qué nos encontramos? Pues, nos encontramos con un mercado de muchos e-commerce que venden el mismo producto, ya que el número de dropshippers es reducido, por lo que la diferenciación se complica en demasié.

El poco riesgo no ha cambiado

A pesar del paso del tiempo, el dropshipping sigue siendo un modelo de negocio que no nos aprieta las tuercas a nivel económico, ya que no ha cambiado después de todo. Quizás, el principal baluarte de este famoso modelo es que el particular no corre un riesgo alto porque no tiene que comprar ningún producto, lo que termina interesando a todo el mundo.

Sin embargo, esto no significa que no tengamos que invertir dinero. Pensad que tenemos que crear una tienda online, posicionarla y hacerla funcionar correctamente. Esto genera unos gastos, que podemos resumir en los siguientes:

  • Contratación de dominio: 10€ al año.
  • Contratación de alojamiento: 10€/mes.
  • Inversión en publicidad AdWords o AdSense: unos 200€ iniciales, como mínimo.
  • Publicidad en Redes Sociales Facebook Ads: otros 200-500€.
  • Imagen empresarial (logotipo, etc.): desde 100€.

La aparición de Marketplaces

La aparición de estas plataformas ha provocado la ruina del dropshipping porque se ha preferido invertir en este modelo de negocio frente al otro. Esto no ha hecho más que empezar porque Amazon crece cada año, lo cual significa que, próximamente, el dropshipping no será una opción válida de negocio.

¿Es una buena opción?

Sólo un estudio de mercado puede valorar esto, pero todo apunta a que no es una buena opción en los tiempos que corren. El e-commerce ha evolucionado y mejorado, lo que convierte al dropshipping en un modelo de negocio viejo y anticuado, aunque siguen existiendo empresas que trabajan de este modo y les va bastante bien. Leer mas 

Todo dependerá de los márgenes de beneficio, la relación con el dropshipper, el tipo de producto que queramos vender, como el tráfico que podamos albergar.